En vivo

AL fm

Loading...

AL música

Beak – Life Goes On

Por: Andrés Lupone

La banda de Geoff Barrow y compañía nos sorprende con un nuevo EP después de tener un ocupado 2018 con el lanzamiento de dos discos y una gira. Este trío de ingleses nunca deja de estar inspirado y sigue explorando nuevos sonidos con base en los lugares que visitan.


El EP abre con un sample de aquella famosa grabación del camión del fierro viejo, tal vez no entendían el significado de las palabras en aquella grabación, pero la pura fonética del español los inspiró a hacer un track con énfasis en el cencerro. En su disco anterior se puede percibir como su sonido empieza a derivar fuera de la influencia krautrockera hacia otras expresiones menos minimalistas y este EP es la confirmación del nuevo giro que deciden tomar.

“Life Goes On” podría ser una rola salida de una válvula de los setentas, con un riff oscuro contrastado por un fuerte énfasis en el cencerro y la sección rítmica. Por el minuto 3:01 escuchamos como agregan más percusiones al caldo mientras que las guitarras se balancean entre el ruido y lo que podría ser un riff de una banda de rock progresivo de los setentas.

Algo de lo que no queda duda es que no han perdido su identidad, es más, puede que estén mas cerca de su propio género. La voz de Barrow permanece en esa naturaleza tímida e
introvertida. Recita sus letras a través de un baño de efectos que no es excesivo, dándole espacio a la voz para que se escuche un timbre humano con un poco de alteraciones.

La siguiente rola, “We Can Go” me recuerda a la dirección que estaba tomando Portishead (el proyecto anterior de Barrow) en su tercer disco. Se trata de un ritmo de Trip-Hop interpretado por una banda en vivo, como si una batería acústica interpretara el sample de un beat noventero.


Los sintetizadores están constantemente cambiando de tono, como si tuvieran un ciclo en el cual se desafinaran un milisegundo y volvieran a su forma, dándole un sonido mucho más misterioso y frágil. Esta emoción también la transmiten los pasajes ocasionales de guitarra y una línea de bajo melódica.


“Minus Pillow” es de las rolas más extrañas que ha sacado Beak. Se trata de una voz en vocoder de antaño al compás de una batería sin pena de ser completamente pasada por un phaser, dándole un tinte ochentero al ritmo simple y bailable. Puede parecer simple en principio, pero el detalle de la complejidad está en los remates, impredecibles pero cumpliendo su función. Me encanta la cola de audio al final de la rola, dejando la resonancia del platillo pasada por un phaser.


El EP cierra con una nueva versión de “Alle’ Sauvage”, una rola que había sacado el año pasado. Esta versión fue hecha a mano por el acordeonista Mario Batkovic. Esta rola tiene un desarrollo lento y paulatino, que comienza con acordes disonantes de órgano y acordeón con un bajo sub que hace un contrapunto que juega con la disonancia de éstos acordes.
Al pasar el primer minuto, el acordeón toma el liderazgo y toca lo que podría ser el soundtrack de una película de terror de serie B. Lo extraño de esta canción es cómo se mantiene en esa progresión y sigue fiel a la narrativa de la versión previa.


Claramente este EP es una colección de canciones que indican los posibles lugares a los que llegue Beak, aunque todavía no se puede deducir la dirección que vayan a tomar en su siguiente disco. Mientras tanto, ¡a esperar y disfrutar!

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO