En vivo

AL fm

Loading...

AL música

BOY HARSHER – COUNTRY GIRL UNCUT

Por: Andrés Lupone

El duo de Synth pop realiza un re-lanzamiento de su último disco lanzado en el año pasado.

En sí todas estas canciones ya habían salido a la luz, por lo que uno se preguntaría ¿Para que relanzarlas? Quizás estas versiones “sin cortes” le dan otro giro a la percepción de su escucha, hay quien dice que la misma mezcla cambia por completo el resultado final y puede perjudicar tanto para bien como para mal. 

Así como hay miles de historias de directores que luchan por sacar a la luz su corte de la película (Ridley Scott con Blade Runner), también existen los casos en los que los músicos luchan por su versión final del sonido (Modest Mouse con The Moon and Antartica).

Siendo un lanzamiento independiente, “Country Girl” resulta como un disco en el cual las dos versiones existentes son aprobadas por el artista, y nos dejan a nosotros mismos con la opción de escoger.

El disco abre con “Motion” un track que me da la sensación de estar esperando en la fila de un baño en una fiesta de góticos en MDMA. Sientes que el movimiento está presente, pero ajeno a la vez por la ausencia de frecuencias bajas (elemento que hace que resuene tu cuerpo al ritmo de la música. La canción en sí no es muy diferente a la original, pero la mezcla en sí hace que en mi opinión se sienta menos de fiesta.

La manera en la que la letra es pronunciada en “Electric” me recuerda a aquella manera en la que Alan Vega seducía y a la vez asustaba con su dulce y fuerte voz. la instrumentación justifica a la perfección el título de la canción, en una era de dominancia en los softwares e instrumentos digitales, la rola se basa solamente en sintetizadores análogos, y el título de “Electric” marca la diferencia que tiene que existir de esa palabra a “Digital”.

“Country Girl” saca el lado más melancólico del dúo. Funciona como la balada del disco, con una profesión armónica descendente y melodías que podrían ser interpretadas por un saxofón pero son reemplazadas por guitarras eléctricas. En la mitad del track el duo toma un giro al callar la progresión por un momento para dar un “break” de sólo cajas de ritmos.

El disco toma una pausa en el oscuro interludio llamado “February”, consistiendo tan sólo una melodía dramática al estilo de John Carpenter y ruido de guitarras.

“Underwater” es mi track favorito del disco por el increíble manejo de tensión que emplean en la estructura. La simpleza de los ritmos industriales está tan bien cuidada que embonan perfecto con la oscura melodía. Lo más impresionante del track es como te va dejando con ganas de más y con la intuición de que un coro va a explotar pero nunca llega y la tensión se mantiene perpetua.

“Send Me a Vision” es probablemente el track mas digerible del combo. Las influencias House del ritmo y las pegajosas melodías del coro logran una estética retro estilo Eurythmics. La letra repite mucho la frase “Show me a vision, so I don’t have to fight” y el mensaje se siente más fuerte con la intención de la voz.

Recomiendo mucho este disco a amantes del post-punk que buscan música para bailar. A pesar de que el disco ya se había publicado, las reediciones tanto en mezcla como en estructura resultan refrescantes y hasta se podría percibir como un trabajo separado de su original.

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO