Ultrathéka No. 1, Pt. I
AL AIRE LIBRE

THE NATIONAL: MISTAKEN FOR STRANGERS

Roberto Garza Angulo 28/08/2016 [Cine] [Cultura]

Mistaken for Strangers es un documental entrañable que muestra, con un gran sentido del humor, el lado menos glamuroso de una banda de rock.

Cuando el desempleado director de cine, Tom Berninger, fue invitado por su hermano Matt, vocalista de la famosa banda de rock de Cincinnati, The National, a participar como roadie en una gira, Tom aceptó el trabajo. Le gustaba la idea de convivir algún tiempo con su hermano famoso y de paso conocer varias ciudades de Europa; además del respiro que significaba alejarse un tiempo de la casa de sus padres, donde aún vivía, a pesar de estar bien entrado en sus treintas. Como había estudiado cine, Tom decidió llevarse su cámara de video para intentar hacer un documental en el camino.

Tanto Matt como el resto de la banda sabían que Tom quería hacer un documental y a lo largo del rodaje siempre se mostraron dispuestos a cooperar, aunque queda claro que ninguno tenía la menor idea acerca de qué es lo que el director quería contar. Acostumbrados al culto a la personalidad que impera en nuestra sociedad, el trato de Tom y su extraño modo de “dirigirlos” comenzó a desconcertarlos; en las imágenes los vemos pasmados ante las extrañas preguntas que les formula el director: “¿qué crees que estará haciendo el grupo dentro de 50 años?” o “¿cargas identificación oficial contigo cuando estás en el escenario?” En una secuencia le pregunta a su hermano qué tan famoso considera que es y Matt le responde que poco, que no se ve asimismo como una celebridad; para su sorpresa su hermano le responde “pues eres mucho más famoso que cualquiera de mis amigos”.

Siendo Tom un amante del heavy metal y las películas B de terror, las canciones etiquetadas en el género indie rock de The National nunca lo habían impresionado mucho, pero aún así se sintió desilusionado al no ver a los miembros de la banda sumergidos en una vida rockera como él se la imaginaba. De todos, el que le parece más “rockero” es el baterista, por lo que no duda en preguntarle, ante el asombro de este, “tú, que eres el que más pinta rockera tienes, ¿qué drogas consumes, cuándo y en qué cantidad?”.

Todo esto, aunado a las múltiples impertinencias de Tom durante la gira (llegar tarde, perder el autobús, emborracharse, organizar fiestas, andar grabando con la cámara a todas horas y en cualquier comento) provocaron su estrepitosa caída y fue despedido antes de que terminara la gira. Ni siquiera su hermano, el líder de la banda, por más estrella de rock que fuera, lo pudo evitar y no le quedó más remedio que desearle suerte con su película a su fracasado hermano menor.

De vuelta en casa de sus padres Tom entró en depresión pero no se dio por vencido con su proyecto. A pesar de haber sido corrido antes de terminar su trabajo como roadie, Tom contaba con 200 horas de material. Registró todo tipo de momentos, algunos muy bizarros que no estamos acostumbrados a ver en documentales de bandas de rock. Abrumado y desilusionado, decidió ser lo más honesto posible para aspirar a hacer una buena película. Sabiendo que él no era en absoluto la persona indicada para hacer el típico documental sobre una banda de rock, vivir bajo la sombra de un rock-star fue el tema principal en el que se centró Tom Berninger a la hora de editar el material.

Bajo el estilo del Cinéma Vérité, o cine directo, la película nos sumerge en una historia familiar y psicológica que se teje a través de los conflictos que devienen de una lucha de opuestos: por un lado, Matt, el hermano responsable y exitoso, y por otro Tom, el artista frustrado y vulnerable que se atreve a llorar sin temor al qué dirán. Inclusive sus padres son orillados a hablar sin tapujos, un tanto avergonzados, acerca de las diferencias entre ambos hermanos. El resultado es genial, y por momentos sumamente cómico. Además, hay también en el filme secuencias exquisitas en donde vemos a The National en el escenario.

El filme ha recibido excelentes críticas y ha sido muy bien recibido por el público en general. El prestigiado documentalista, Michael Moore, dijo que este es “uno de los mejores documentales sobre una banda que jamás haya visto”. Tenemos la fortuna de que este documental se podrá ver pronto en las salas de cine de nuestro país.

(publicado en la revista Frente, junio 2015)