En vivo

AL fm

Loading...

AL música

Sesiones con Martín Delgado: El Shirota

Jueves 21 de febrero de 2019 | 11:00 – 14:00


Texto por Andrés Lupone
 
Vivimos en una época con en la que paulatinamente se está cambiando la manera de hacer, escuchar y descubrir música. Hace 20 años todavía dependíamos de que las tiendas trajeran aquellos caros CDs importados de música que no estaba firmada en una disquera grande, y en su totalidad eran pocos, dejando a la gente con la única alternativa de aquellas bandas que podían llegar fácilmente a nosotros por estar en una disquera que mandara millones de copias de sus discos al mundo. Claro que siempre han existido aquellos que buscan y encuentran, a pesar de las dificultades de la difusión. Es gracias a esta gente que ciertas comunidades y movimientos artísticos pudieron mantenerse en aquella superficie oculta.
 
Adelantamos el reloj 20 años después y la industria sufre un cambio radical. La gente deja de comprar discos por las plataformas de streaming y el mercado de música se transforma, casi invirtiendo sus pros y cons. La ventaja: con la facilidad que es subir tu música al internet, ya no es necesario contar con una major label para ser publicado (Además de que la tecnología digital se ha encargado de hacer mucho mas accesible el proceso de grabación y mezcla). Ahora la música se puede enviar directo a los nichos globalizados en la red de gente que busca cierta estética o género. La desventaja: Precisamente por lo fácil y accesible que es subir tu música la competencia sube exponencialmente. Ahora no es suficiente con publicar tu música, tienes que encargarte de la chamba de moverla haciendo tocadas y vendiendo merca. Estas dos últimas estrategias son la fuente de ingreso mas viable y real para un músico del sigo XXI.
 
Ya van varias veces que escucho que la nueva generación de artistas vienen con un bagaje de influencias casi infinitas. Es increíble pensar que estas a un clic de acceder tanto a un disco oscuro de los 60’s de una banda que no logró una exposición global como a un nuevo lanzamiento de la nueva banda local que tiene la estética que llevas buscando.
 
Así fue como descubrí a El Shirota, una banda que me llamó mucho la atención por su propuesta y los giros que le han dado a su música (Es evidente que sí hablaron sobre la estética de la banda). Este cuarteto consiste de Ruben Anzaldúa (Guitarra y voces secundarias); Emanuel Brenes (Batería); Ignacio Gómez (Guitarra y voz) y David Lemus (Bajo y voz).
 
En 2013 la banda salió a la jungla digital con un EP titulado “Chiluca No Es Satélite” en el cual podemos deducir que no tienen pudor alguno en expresar lo que quieran, hasta sus conflictos de banda. El EP abre con un divertido track llamado “Alonso, llegas tarde” en el cual nos invitan a escuchar los problemas internos de la banda. Abrir un debut con una letra así requiere de mucho rigor y seguridad.
 
Tres años después sacan su primer EP homónimo, producido por Hugo Quezada en Progreso Nacional. Aquí fue donde grabarían su siguiente EP y otro sencillo en el medio. En este EP hay un notorio compromiso con consolidar la propuesta de aquel ruido tan cuidadosamente controlado. Mi track favorito es el hipnotizante “Intro” (que curiosamente es el tercer tema en el track listing). En “ESH001” aventuran a hacer rolas de 10 minutos y se comprueba la seriedad y dedicación en el trabajo con el proyecto.
 
Hace un año sacaron su segundo EP homónimo, el cual proviene de las mismas sesiones de Progreso Nacional. En este EP vuelven a explorar el formato de estructura abierta con “Desobediendcia”, un himno a el desacuerdo en nuestra era. En “No Quiero” hay una estructura interesante en la cual el verso y el coro cambian tanto de métrica como de dinámica. La primera parte es instrumental de tiempos irregulares y en el coro explota en una ola de ruido y euforia para al final deconstruirse en un muro de sonido. Este rola es la mejor exposición de las diferentes facetas de lo que esta banda puede ofrecer.
 
Hace unas semanas estrenaron su nuevo sencillo, “Carreta Furacão”. Aquí escuchamos lo que podría ser la próxima faceta de esta banda. Dejan el ruido y descontrol por un momento para explayarse en armónicos y una pegajosa linea de bajo. En esta canción se puede percibir cada elemento en su lugar y como embonan perfecto.
 
Si algo caracteriza a esta banda a parte de la música es la manera en la que planean sus lanzamientos y estrategias. Grabaron material que podía caber en un disco y decidieron sacarlo en dos EPs homónimos. Ahora cuentan que su estrategia en este año va a ser de sacar varios sencillos a lo largo del año. Si les gustan bandas como Fugazi, Slint y Wire les recomiendo mucho que le sigan la pista a este cuarteto de la ciudad. También acaban de grabar una sesión en KEXP que esperamos con muchas ansias.
 
bandcamp: elshirota
facebook: elshirota
instagram: elshirota

Compartir en: