En vivo

AL fm

Loading...

AL música

SOMESURPRISES – SOMESURPRISES

Por: Andrés Lupone

Somesurprises es una banda basada en Seattle, Washington que al apenas sacar su primer disco lograron una colección de canciones cuyas bases son simples y extremadamente cuidadas. Este disco homónimo es una masterclass en llegar al maximalista desde el minimalismo.

El proyecto inició en 2016 a manos de la cantante y guitarrista Natasha El-Sergany y el guitarrista Josh Medina (Quienes se conocieron al tocar en un evento con sus respectivas bandas) y en sus palabras “tuvieron la visión compartida de hacer canciones limpias para abrir un espacio a la improvisación y experimentación colectiva”.

El disco abre con “Sometimes”, una rola que incorpora una nueva toma en el shoe gaze actual al meter unos elegantes y sutiles arreglos orquestales cuyo pulso lento sube y baja como una ola en el mar que baña las dulces melodías de Natasha. La armonía de la profesión de acordes baila entre paisajes sonoros misteriosos y a la vez ambientales.

Aparte de explorar la majestuosidad sonica, la banda también se encuentra en el terreno de las baladas lentas reminiscences de bandas como LOW y el primer disco de Slowdive. 

La sutileza de la sección rítmica, los bajos melódicos y los arpegios de guitarra en “High Rise” me recuerdan a la clásica mescolanza entre lo avant-garde y el pop de bandas como Broadcast. Pero las cosas se vuelven mucho más interesantes en el minuto 2:31 al entrar la banda entera con un cambio de tiempo y un poderoso groove de motorik lleno de todos los elementos que bandas como Stereolab nos trajeron en los noventas (Farfisas, harmonías de voz y guitarras simples bañadas en reverb).

Algunos dicen que la música lenta es sinónimo de la melancolía o depresión, pero Somesurprises niega este prejuicio con rolas como “Late July” que, a pesar de su lento tempo y decadentes acordes de guitarra, logra una especie de grandeza que llena el espíritu de esperanza en su poderoso clímax que llega al nivel de bandas como “Godspeed You! Black Emperor”.

Si el vals tuviera un primo psicodélico “Airport” y “County Sun” serían las rola que mejor lo representarían. La métrica de “Airport” en 3/4 y sus elegantes pero sutiles arreglos de cuerdas le dan todo el espacio para llenar un paisaje contemplativo e introspectivo. Cabe recalcar que la línea de bajo en éste track es de los complementos más completos que he escuchado de este instrumento en el género. 

La ausencia rítmica en “Are You With Her?” Logra que las guitarras ambientales y la pegajosa línea de bajo te lleven en una inmensa ola de psicodelia sutil que se emancipa de los clichés de géneros como el Post-Rock y el Shoegaze. 

La banda de Seattle cierra su debut con broche de oro en “Cherry Glazer”, un Jam de ocho minutos que gracias a la carencia de líneas complejas de bajo o guitarra logran una improvisación que se siente libre y en su derecho, con un aire de naturalidad e inocencia que retroalimenta la identidad sonora de una banda que a pesar de apenas estar saliendo a la luz, suenan como una banda madura y con mucha claridad en su visión sonora. 

Éste debut es definitivamente de lo mejor que he escuchado este año (dentro del género y fuera de él). Es un trabajo con mucho cuidado y sutileza que hace ver los discos de bandas como DIIV como obsoletos. Hasta me atrevo a decir que me gustó mucho más éste disco que el más reciente de Slowdive. 

Lo recomiendo mucho para amantes del shoegaze, las baladas y la música en general. 

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO