En vivo

AL fm

Loading...

AL música

VIOLENT FEMMES – HOTEL LAST RESORT

Por: Andrés Lupone

La legendaria banda de Wisconsin regresa con su décimo disco de estudio. A este punto de su carrera, Violent Femmes se ha posicionado como una de las bandas más icónicas y de culto a lo largo de su trayectoria de más de 30 años. En 1983 sacaron su icónico LP debut en el cual se presentaban como una banda de punk con un nuevo giro. Canalizaban la angustia existencial adolescente a través de un punk con instrumentos acústicos. Sus letras desmedidas trataban temas como la frustración sexual (“Add It Up”) y el libre albedrío (“Blister in the Sun”). 

Después de éste debut sacaron otros nueve discos a lo largo de 30 años, pero por alguna razón fueron un poco ignorados a comparación del ruido que hasta la fecha sigue resonando con su debut. 

Ahora, a finales de ésta década, esta banda está en una posición en la cual no tiene nada que perder. Tienen todo un culto generacional que siempre va a recordar aquellos hits subterráneos de los ochentas. En sí es una posición privilegiada, pueden hacer lo que quieran y no van a perder credibilidad ni público. 

El disco abre con “Another Chours”, una divertida canción que habla sobre ir a algún hoyo a ver una banda de la cual no entiendes una palabra pero sean recurrentemente en el mismo coro. Lo chistoso es el juego que hacen con la misma letra y como se refiere irónicamente a lo que están hablando. “A verse is like a chorus if you sing it more than once” canta Gordon Gano mientras hacen precisamente esto. Repiten el verso dos veces y cantan el coro cada 10 segundos para que se termine repitiendo más de tres veces. El coro en sí también tiene un aproximación musical entre irónica y juguetona. 

Claramente, esta banda no es de aquellas que se toman muy en serio y no tienen miedo de burlarse de sí mismos.

“I Get What I Want” es una balada doo-wop pasada por el filtro de punk acústico característico de la banda. La letra primera nos describe a un ser arrogante que obtiene por que demanda en vez de preguntar, pero mientras avanza la letra nos damos cuanta de que este personaje también está en una crisis existencial al darse cuenta de que no puede tener todo lo que quiere cuando un amor que tiene no es correspondido. 

“Im Nothing” podría ser el himno para aquellos que se encuentran en una posición centrista y sobre todo indiferente a la política en el contexto actual que cada vez se ve mas regido por lados e ideologías. La rola es un rock’n’roll de la vieja escuela que habla por todos aquellos que prefieren echarse para atrás y vivir una tranquila vida en vez de escoger una posición tanto política como sexual y social. La letra acaba con la frase “I’m nothing now and I’m nothing free. ‘Cause being nothing is just being me”.

“Adam Was a Man” es una carta de solidaridad a Adán y Eva. Desmitifican el simbolismo de ésta historia de la biblia para humanizarlos. En las palabras de Gordon, el dolor y el deber de hacer lo correcto paraliza. Luego analiza a la serpiente desde un punto de vista absurdo en el cual ve a la serpiente por lo que és (un animal) y no por lo que simboliza en el mito. Casi como si nos dijera “¿Pues qué mas esperaban? Es un animal como todos nosotros”.

Musicalmente “Not Okay” podría ser mi track favorito en la lista. Es rápida, precisa y con unos coros a la antigua mientras cantan de como podrían escribir algo mejor en los sueños y como podrían encontrar algo mejor en un libro, pero todo se queda en el hubiera.

“Hotel Last Resort” es otra canción sobre la crisis existencial que viene con el tiempo y como tratamos de evadirla con gastos innecesarios y vacaciones que al final siguen sin llenar los hoyos. “I don’t change the chords anymore. The chords change by themselves” canta Gordon.

“Everlasting You” tiene un groove parecido al de “I’m Waiting for the Man” de Velvet Underground. Se trata de un ritmo reducido al simple pulso de un sólo acorde de guitarra con el de una tarola donde lo único que dá un movimiento armónico es el bajo.

“It’s All or Nothing” funciona como la contraparte al carácter indiferente de las letras del disco. Su mensaje es simple: O más tu todo o no obtienes nada. Al final todo se reduce a esas dos opciones. 

“I’m Not Gonna Cry” es un cover traducido al inglés de la banda griega “Pyx Lax”. Se percibe el exorcismo con una esotérica melodía de algún instrumento de aliento que no puedo reconocer, pero claramente no es tan usado en el género. 

“This Free Ride” vuelve a la narrativa sin preocupaciones de vivir una vida sin compromisos, haciendo una metáfora en un aventón gratis. La canción podría representar la filosofía de la banda de no tomarse todo tan en serio y a la vez tener algo que decir.

“Paris to Sleep” es la balada del disco. Su falta de un ritmo hace que la letra tenga mucho más peso. También la voz de Gordon demuestra su máximo potencial como cantante, llegando a un registro mucho más amplio de lo que estamos acostumbrados a escuchar en su voz.

“Sleepin’ at the Meetin’” es un corte muy original dentro del disco. La canción consiste de tan solo la voz y palmadas como el único elemento de percusión. El título de la letra habla por sí mismo.

El disco cierra con “God Bless America”. La rola es una simple oda a la tierra natal de la banda. Lo curioso es que la musicalidad de la canción no suena a nada feliz ni motivador, es más podría parecer la canción de un funeral con su tono menor. En la mitad del track parece que todo va a acabar, pero retoman la canción con una sección instrumental que en mi cabeza se podría definir como una especie de Country oscuro. Aquí los bajos resaltan mucho dentro de la mezcla, dándonos muchos timbres de las diferentes presentaciones del instrumento. A momentos escuchamos un bajo Fretless, luego un contrabajo y un bajo acústico.

“Hotel Last Resort” es un disco completamente lírico. Definitivamente no va a ser lo mismo si sólo se le presta atención a la música (que en sí es muy adecuada y está bien arreglada). Musicalmente, vemos a este grupo en la misma fase en la que estaban cuando empezaron, pero la evolución se ve en el lado lírico al tocar temas actuales desde su lente de ironía y cinismo.

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO