En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Arte en tu idioma

Por Laura Castillo (@martket

La diversidad de lenguas que se hablan en el mundo es enorme. El lenguaje está en constante cambio y evolución y si bien los políglotas nos dirían que es posible, aprender suficientes idiomas para entender a la diversa sociedad de la tierra es una tarea complicada. 

Sin embargo, hay formas de comunicación que se han vuelto universales. Ciertas señas con las manos o expresiones faciales significan cosas similares en diferentes culturas. Sin duda, los sentimientos que despierta el ver una obra de arte, un edificio arquitectónicamente impresionante o la destreza de los artistas en una puesta en escena, son algo tan inconsciente e instintivo que puede llegar a unirnos con alguien de un rincón recóndito de la tierra. 

Los cuadros más famosos de la historia en gran parte deben su lugar en el pensamiento colectivo gracias a las reacciones que han provocado en sus espectadores a lo largo del tiempo. 

La Balsa de la Medusa, 1818-19, Théodore Géricault

Puedes no saber todo el contexto político alrededor del naufragio de la balsa francesa  Medusa en 1816, pero al ver el cuadro de Theodore Géricault, La balsa de la Medusa, 1819, inmediatamente sabes que el evento fue un desastre. El dramatismo, desesperación y agotamiento de los personajes del cuadro, transmitido a través de la paleta de color del pintor y de la expresión figurativa, te hacen sentir la pérdida de esperanza que Géricault quiso compartir. 

Algunos otros cuadros requieren un poco más de esfuerzo lingüístico para entenderse por completo, La traición de las imágenes, 1928-1929, de René Magritte y su famoso Ceci n’est pas un pipe, nos deja muy confundidos como espectadores. El cuadro con seguridad ha sido traducido miles de veces, abriendo la puerta a un concepto innovador en su época sobre la materialidad de los objetos. 

La Traición de las Imágenes, 1928-9, René Magritte

La lengua aquí juega un papel fundamental. Si bien el arte es una llave de entrada a otras culturas, los idiomas son también una puerta de acceso tanto al arte como otras formas de vida y puntos de vista sobre el mundo. 

La posibilidad de comunicarse en otro idioma, no solo es de gran relevancia para los negocios, estudios y propósitos profesionales, también abre la puerta a muchísimos medios de acceso al arte y la cultura internacional. 

Estudiar un idioma ajeno a la lengua materna es el primer paso en el acercamiento a nuevas ideas, costumbres, gustos y formas de esparcimiento. Uno de los momentos más satisfactorios y especiales al aprender un idioma es entender una película sin subtítulos, o leer un párrafo completo de tu novela favorita y saber que lo lograste, que un nuevo programa está instalado en tu cerebro y ahora puedes entender a un porcentaje mayor de les habitantes del mundo. 

No es necesario saber alemán para sentir una profunda tristeza al ver los grabados de Käthe Kollwitz, pero leer sus escritos le dan una nueva dimensión a sus creaciones. 

Arte lenguaje grabado arte
Las Madres, 1921-2, Käthe Kollwitz

En la tarea de expandir los horizontes a nuevas lenguas, la CDMX cuenta con una rica oferta de opciones, desde los más tradicionales cursos de gramática y vocabulario, hasta iniciativas innovadoras que vinculan directamente el estudio de las lenguas con el arte y la cultura. 

Una opción para aprender y practicar francés son la biblioteca y el cinéma del Instituto Francés de América Latina (IFAL). Recién reabrieron sus puertas al público y ofrecen una amplia gama de títulos para los lectores y cinéfilos que buscan opciones alternativas a las librerías y cines de siempre. Asimismo, estudiar francés no se trata solo de saber conjugar el verbo être y Cultissime, la iniciativa lingüístico-cultural que nació en 2021, lo sabe de sobra y lo detenta como uno de sus pilares. Ofrecen una rica variedad de opciones para adentrarse a la cultura francesa desde diferentes puertas: literatura, cine, gastronomía, movimientos sociales y vinos y alcoholes, son los diferentes lentes que uno puede ponerse para aprender sobre Francia y su idioma. 

Si lo que quieres es adentrarte a la cultura alemana, una opción cultural para practicar y mejorar el idioma es el acervo del Goethe Institut, cuentan con una biblioteca y librería con cientos de títulos, talleres culturales y ciclos de cine para vivir la experiencia cultural completa. Está por terminar la vigésima Semana de Cine Alemán y aún quedan algunos días para disfrutar de sus propuestas. 

IFAL —— Río Nazas 43, Cuauhtémoc, 06500 Ciudad de México, CDMX —— @ifal_mx

Cultissime ——- @cultissime.mx

Goethe Institut ——– Tonalá 43, Roma Nte., Cuauhtémoc, 06700 Ciudad de México, CDMX ———- @goetheinstitut

Advertisement