En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Calakmul, arqueología maya en medio de la selva

Cortesia: travesiasdigital.com
Por Selene Mazón
Fotografía de José Zúñiga
julio 2020


La zona arqueológica de Calakmul, en el estado de Campeche, es un paraíso de estructuras mayas y selva tropical. Sus 120 estelas cuentan la historia de una de las civilizaciones indígenas más fascinantes en México.

A cinco horas de la ciudad de Campeche se encuentra la zona arqueológica de Calakmul. Con la selva y el sonido de monos aulladores de fondo, durante su época de esplendor, llegó a albergar a más de 5o mil habitantes; hoy, su grandeza se puede observar en los vestigios de las estructuras, juegos de pelota y múltiples estelas.

Capital del Clásico Maya

En cualquier momento se pueden escuchar monos, guacamayas y jaguares. Con un historia de 1,500 años de ocupación, Calakmul fue la ciudad más importante del periodo Clásico Maya (incluso más que Chichén Itzá). El biólogo estadounidense Cyrus Longworth Lundell la encontró devorada por la selva en 1931, durante una expedición de extracción de chicle. Su nombre significa “dos montículos adyacentes” —aunque hay creciente evidencia de que los pobladores la llamaban Ox Te’ Tuun (“tres piedras” o “tres estelas”)—. En 2014 fue declarada Patrimonio de la Humanidad Mixto, por su enorme riqueza cultural y natural.

El calor es menos intenso de noviembre a febrero, aunque la selva no será tan verde como en verano.

Patrimonio cultural y natural

El calor es menos intenso de noviembre a febrero, aunque la selva no será tan verde como en verano.Este sitio arqueológico se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, la segunda área más grande de bosques tropicales en América, sólo después del Amazonas, en Brasil. Con una extensión de 723,000 hectáreas, aquí habita aproximadamente 80% de la biodiversidad vegetal de la península de Yucatán. Es muy probable que, durante el recorrido, los visitantes escuchen el sonido de muchas especies locales como monos aulladores y guacamayas, incluso (si hay suerte) el rugido de un jaguar.

Con la selva y el sonido de monos aulladores de fondo, durante su época de esplendor, llegó a albergar a más de 5o mil habitantes

Para recorrer Calakmul, se recomienda comenzar en la Plaza Central, el centro político y religioso de la zona. En el extremo sur se encuentra la Estructura II, la más alta de todo el complejo (50 metros), a la que se puede subir para disfrutar el majestuoso follaje tropical.

Al igual que otros asentamientos mayas, Calakmul fue abandonada de manera paulatina hacia el año 900. Hoy es uno de los destinos imperdibles para acercarse a la fascinante cultura maya y a su época de mayor grandeza y esplendor.

Qué hacer

Llegar a Calakmul en coche. Para entrar a la zona arqueológica hay que pasar (y pagar) tres entradas: la del ejido, la de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la de INAH. No se puede entrar en bicicleta ni a pie.

Subir a la Estructura II de Calakmul, la más alta del complejo, desde donde se puede observar la selva tropical en todo su esplendor.

Afinar el oído a los sonidos de la naturaleza, como monos aulladores, guacamayas y jaguares.

Explorar, dentro de los límites, la maravillosa vegetación de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, la cual cuenta con 350 especies de aves y casi 100 mamíferos.

Observar con detenimiento sus estelas. Gracias a ellas, historiadores y arqueólogos han reconstruido en gran medida la historia de este lugar.

Tomar precauciones porque no hay internet ni cajeros automáticos.

Dónde dormir

Chicanná Ecovillage Resort 

La ciudad más cercana de Calakmul es Xpujil, donde se encuentra este hotel de 42 habitaciones decoradas con artesanías mayas, alberca, palapa para reuniones y restaurante de comida típica regional.

$ menos de 1000 MXN
$$ 1000-2000 MXN
$$$ 2000-5000 MXN
$$$$ Más de 5000 MXN

Cuándo ir

En Calakmul se puede huir del calor intenso de noviembre a febrero pero la selva no será igual de verde que en época de lluvias, en donde mojarse es casi garantía y hay más calor pero la selva está más viva que nunca. En cualquier temporada es recomendable llevar repelente de mosquitos y mucha agua.

Cómo llegar

Si el destino de partida es la ciudad de Campeche, se recomienda tomar la carretera 261 rumbo al sur hasta llegar a la ciudad de Escárcega. De ahí se toma la desviación, carretera Escárcega-Chetumal (carretera 186) y seguir los señalamientos. El camino dura alrededor de cinco horas.

Si el punto de partida es la Ciudad de México, la forma más directa para llegar es tomar un vuelo a Chetumal, Quintana Roo. Desde ahí habrá que tomar un viaje en carretera de duración de alrededor cuatro horas.

Compartir en:
Advertisement