En vivo

AL fm

Música continua

AL música

De las cenizas al nuevo orden; Power, Corruption & Lies

Por García Laurel

De entre el oscuro post punk y sepultura de Joy Division, nació de los sintetizadores y experimentación con géneros como la electrónica, new wave y synth pop, New Order, banda que marcó la historia del rock de los años ochenta y que con algunas modificaciones en su alineación, actualmente sigue vigente.

Póstumo a la muerte de Ian Curtis; Peter Hook, Stephen Morris, Bernard Sumner y Gillian Gilbert, decidieron crear una nueva banda, que si bien no se alejaba a la incursión sonora del post punk, era una propuesta menos underground y mas dance.

Su primer disco Movement (1981), sin duda podía hacerse pasar como una producción de la extinta Joy Division; por lo que, no fue hasta el segundo álbum Power, Corruption & Lies (1983), que la banda marcó su transición independiente, pasando de un sonido punk a uno más pop con sintetizadores muy presentes.

Power, Corruption & Lies fue publicado bajo el sello discográfico Factory Records, disquera dedicada a la subcultura del mainstream. 

La portada corrió a cuenta del diseñador Peter Saville, quien también se encargó del artwork del Unknown Pleasures (1979), Closer (1980) y varios álbumes más. Para vestir esta segunda producción Saville utilizó la pintura de A Basket of Roses, del pintor Henri Fantin Latour.

Portada del álbum y pintura:

Portada del álbum Power, Corruption & Lies
Pintura de A Basket of Roses, del pintor Henri Fantin Latour.

Realismo íntimo 

Henri Fantin Latour, fue un pintor francés que se popularizó a partir de pintar los arreglos florales que montaba en su taller, por los cuales se le catalogaría como realista. 

El realismo es una corriente que reproducía fielmente y con profundas descripciones la realidad. Las pinturas de Henri Fantin eran tan detalladas que podían hacerse pasar por fotografías. 

Fantin se caracteriza por pintar retratos colectivos de su grupo de allegados, como Édouard Manet, Gustave Courbet o Arthur Rimbaud; y también sus veladas parisinas en el Café Guerbois con  El Grupo de Batignolles, compañía por la cual lo asociaban con el impresionismo.

En su obra encontramos retratos femeninos, los cuales connotan una fuerte carga simbólica y los famosos bodegones de flores que se estiman entre 500 y 600 composiciones de cuadros que sellarían su estilo, a partir de la reproducción en serie lo que le permitió alcanzar su éxito comercial. 

Eran tan solicitados sus cuadros florales, que su obra – en vida – no fue tan conocida y analizada en el extranjero, ya que toda era adquirida por la burguesía del país, condicionando su producción artística al mecenazgo. 

La época pictórica de los bodegones la vivió en compañía de su esposa Victoria Fantin-Latour. Por lo cual a varios curadores les ha sido difícil diferenciar entre el trabajo del pintor y la pintora. 

El artwork Power, Corruption & Lies

Power, Corruption & Lies, toma prestado su nombre del graffiti del artista Gerhard Richter, el cual realizó durante una exhibición de arte en 1981, en el museo Kunsthalle, en Hamburgo, Alemania. 

Por su parte, Peter Saville, convencido de que Power, Corruption & Lies, haría juego con una obra enigmática, se dio a la tarea de buscar un obra renacentista que presentará a un príncipe maquiavelo, pero en su lugar encontró, en la tienda de regalos de la galería nacional de Gran Bretaña; La postal de la pintura de A Basket of Roses

Por lo que la disquera Factory Records solicitó el permiso para hacer uso de la obra, mismo que fue negado. Cuenta la leyenda que el director del museo negó la petición afirmando que el cuadro pertenecía al pueblo de Gran Bretaña, a lo que Saville respondió: “Pues ahora el pueblo lo reclama”.

Para Saville la sugerencia del canasto de flores reivindica el carácter seductor del poder, la corrupción y las mentiras. “Flowers suggested the means by which power, corruption and lies infiltrate our lives. They’re seductive”.

Asimismo, Peter creó un alfabeto tipocrómatico, que adjuntaba a los diseños de Factory Records. Este código figura como patrón de pruebas de color para la impresión, pero que enrealidad es una clasificación de la asignación del disco dentro de la disquera. En la “pureba de color” de Power, Corruption & Lies, se decodificaba “FACT 75”.

Boceto de la contraportada del álbum Power, Corruption & Lies

Contraportada de Power, Corruption & Lies

El florecimiento de New order 

El sugerente Power, Corruption & Lies ilustrado con la canasta de flores, juega con el carácter dual del diseño; la naturaleza y la tecnología, el perverso nombre del disco manifestado en la delicadeza de las flores. 

Las melódicas y bailables composiciones que sutilmente hablan de crudezas, la oscura sonorización de la alegría y de los rítmicos sintetizadores que producen la inefable melancolía de una producción que te pone a bailar y a la vez te seduce para que gozes el desasosiego de sus letras.

Power, Corruption & Lies, es un símil al ave fénix que renace de las cenizas; los tres miembros restantes de Joy Division meditaron que sería de sus aspiraciones musicales después de la muerte de Curtis, para resurgir con un aire más fresco. 

De esto también trata la portada, el inicio de una era con el florecimiento de la experimentación y una propuesta más activa por parte de la tecladista Gillian Gilbert, que completa la nueva inmersión en la electrónica y el new wave. 

Advertisement