En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Del escenario a la pantalla

Estos son cinco músicos que se vieron tentados a probar suerte en la creación de bandas sonoras para el cine. Algunos fueron llamados por grandes visionarios, mientras otros simplemente trataban de impulsar su creatividad hacia nuevos límites.

Por Andrés Caballero

Está de más decir que el talento de estos artistas es inmensurable. No solo por haber tenido éxito en una industria tan apretada como la música, sino por después tener el oído y la destreza para crear distintas piezas que vayan acorde a las imágenes de una película. El proceso de creación es distinto, así como los requerimientos. Se tienen que seguir las directrices del director, por lo que también tiene que haber una buena comunicación entre ambos desde el inicio. Tienen que dejarse llevar, abrirse a experimentar con una nueva manera de trabajar y observar los resultados. Quizá este último punto sea el más importante. La poca experiencia en la industria del cine les da un acercamiento distinto y los frutos de esto son creaciones muy interesantes, al punto que algunos de los siguientes en la lista se han convertido en algunos de los artistas más buscados para la composición de bandas sonoras. 

Fotografía: Jonny Greenwood de Radiohead. Fotografía: Andrew Benge

Johnny Greenwood: 

Consiguió la gloria siendo el bajista de Radiohead. Al saber tocar múltiples instrumentos, se convirtió en pieza fundamental de la banda, componiendo y arreglando la mayor parte de sus éxitos. Su primera incursión al cine la hizo con el documental Bodysong. El director Paul Thomas Anderson lo vió y supo de inmediato que tenía que trabajar con él. Musicalizó Petróleo Sangriento y desde entonces ha trabajado en todas sus películas, siendo nominado a un Óscar por la banda sonora de El Hilo Fantasma

Mica Levi comparte su banda sonora para la película Zola | Ruta Rock
Mica Levi

Mica Levi:

Esta artista con formación en la música clásica creó la banda Micachu and The Shapes, con quien sacó un álbum muy bien recibido por la crítica, incorporando elementos experimentales con composiciones bastante novedosas. Esto despertó la atención del director Jonathan Glazer, quien decidió contratarla para su película Under the Skin. El resultado fue uno de los scores más interesantes de los últimos años, desafiando la línea entre el diseño sonoro y la composición musical. Curiosamente, ella y Johnny Greenwood empataron en 2014 en los Premios LAFCA, en la categoría de mejor banda sonora. Fue nominada a un Óscar por su trabajo en Jackie de Pablo Larraín

Johnny Jewel

Johnny Jewel:

Otro que sabe hacer de todo. Es conocido por saber tocar múltiples instrumentos, todos análogos, incluido su set de complicados sintetizadores. Johnny formó su propia compañía discográfica en donde, en colaboración con otros artistas, creó tres bandas: Glass Candy, Chromatics y Desire, caracterizadas por un sonido synth pop y suaves vocales femeninas. Éstas atrajeron la atención de Nicolas Winding Refn, quien lo invitó a colaborar para utilizar sus piezas dentro del soundtrack de Drive. Esta compilación sin duda creó una de las bandas sonoras más memorables del cine. Su influencia en el medio fue clarísima, imponiendo un estilo utilizado en subsecuentes películas y series de Hollywood, utilizando como primer instrumento los sintetizadores. Volvió a trabajar con Winding Refn en Bronson y después con Ryan Gosling en su debut como director en Lost River

Cliff Martinez

Cliff Martinez:

Un baterista con una trayectoria envidiable. Entre los grupos con los que trabajó están los Red Hot Chilli Peppers y Captain Beefheart. Después de un tiempo habiendo alcanzado la gloria detrás de los platillos, empezó su incursión en el cine. Primero atrajó la atención de Steven Soderbergh, un director todavía novato y desconocido, quien lo jaló para colaborar en la musicalización de Sex, Lies and Videotapes. Una joya de película, más aún siendo el debut del director, muy bien complementada por el hermoso y sútil score de Cliff. De ahí, la mancuerna entre ambos continuó funcionando en Traffic, Contagio, Solaris, entre otras. De hecho, él fue el compositor principal de Drive, trabajando junto con la música de Johnny Jewel y componiendo otras piezas del estilo. 

Trent Reznor

Trent Reznor:

Por último, no podemos olvidar a este gran y talentoso señor. Lo conocemos por bandas como Nine Inch Nails y How to Destroy Angels. Ha colaborado con artistas como Marilyn Manson y Stacey Williams. Su creatividad y experimentación lo llevaron a hacer el soundtrack de Natural Born Killers y, poco después, de Lost Highway. Pero lo que lo encaminó a convertirse en uno de los más reconocidos compositores en la actualidad fue unir fuerzas con Atticus Ross, trabajando para David Fincher, empezando con The Social Network, y siguiendo con The Girl with the Dragon Tattoo, Gone Girl y Mank. La primera le ganó un Óscar. Como dato curioso, Chuck Palahniuk, autor de Fight Club, escuchaba los álbumes de Nine Inch Nails como inspiración para escribir su novela, obra que después fue llevada al cine por el mismísimo David Fincher.

Advertisement