En vivo

AL fm

Música continua

AL música

El regreso de la cumbia en la escena mexicana

Por Lilith Sullivan

En los últimos años, la escena musical mexicana ha experimentado un reencuentro con géneros clásicos de la región, destacando entre estos la famosa y amada cumbia. Con orígenes en Colombia en los años 40, el género ha florecido dentro de Latinoamérica permitiéndole convertirse en un sonido distintivo de los latinos. Sus ritmos están inspirando a la generación actual de artistas, como lo son Ruzzi y Ximena Sariñana en su última colaboración de Cariñito, donde buscan retomar el latido emblemático del género con un giro actual y moderno.

Fotografía: Rock 101

El pasado 1 de julio, las artistas mexicanas anunciaron en twitter el lanzamiento de la canción: un cover de un tema de cumbia peruana de Ángel Aníbal Rosado. La canción presenta un sincronismo entre el pasado y el futuro que invita al baile, exponiendo la creciente ola de la llamada neocumbia.

Entre otros artistas que han indagado en este baile de lo clásico y lo contemporáneo, destaca la última colaboración de Guaynaa, rapero puertorriqueño, con Los Ángeles Azules: el grupo mexicano de cumbia sonidera estimada con canciones icónicas como 17 Años, y Cómo Te Voy a Olvidar; indispensables en la lista de reproducción de cualquier fiesta mexicana. El tema titulado Cumbia ha logrado más de 18 millones de reproducciones en YouTube, y casi 8 millones en Spotify.

Fotografía: Cumbia a la gente

La neocumbia se respira también en la escena alternativa emergente de México, en particular en el artista sinaloense Rosas, que experimenta con su conocimiento del teatro, el performance, y la poesía en su música. El artista indaga en este género con su reciente tema Templos, disponible en todas las plataformas.

El regreso de la cumbia al sonido actual ha iluminado un trayecto fresco, divertido e innovador a la escena mexicana y latinoamericana, invitando a la innovación de las raíces de nuestra identidad como latinos. Atentos disfrutamos de la influencia en la música de las nuevas generaciones y quedamos a la expectativa de qué géneros nuevos pueden nacer de la neocumbia.

Advertisement