En vivo

AL fm

Loading...

AL música

FENNESZ: AGORA

Por: Andrés Lupone

Fennesz, el mítico compositor/productor/guitarrista Austriaco regresa después de cinco años con un nuevo LP.  Para estas alturas, Fennesz ya es uno de aquellos gigantes y veteranos de la composición a base de laptops. Desde los finales de los noventa marcó una nueva generación de concebir, hacer y escuchar música.

Con tan solo una guitarra, el compositor es capaz de convertir cualquier sonido que emane de ella en una capa inmensa y etérea de sonido a partir del código en software libre. Es decir, no es sólo digital, si no que no necesita de ningún programa de software como ProTools, Ableton o Logic para realizar música. 

En éste disco opta por reducir los segmentos a cuatro canciones que duran entre los 10 y 12 minutos. 

Para quien conciba la música electrónica como una rama estrictamente ligada al beat o la pista de baile, Fennesz está aquí para derrocar todos aquellos estereotipos que se conciben con la “música de laptop”. La música es sublime y profundamente emotiva.

La primera canción “ In My Room” es la prueba en carne y hueso de porqué el ambient y el noise están profundamente relacionados. Generalmente, si dices “noise” hay una idea de ésta palabra y su equivalente musical como un caos y ruido eterno, cuando en realidad el ruido blanco puede ser mucho más sutil de lo que aparenta. Todo depende de cómo se use y que volumen tenga. 

Mientras va progresando la pieza podemos cerrar los ojos y ver un mar de texturas para desapegarnos de las imágenes que tenemos relacionadas con cada sonido (en un sentido material). Escuchar a Fennesz es como volver a ser un niño y escuchar sonidos por primera vez, sin tener una relación de imagen directa de su origen.

A diferencia de escuchar una banda, o hasta canciones de baile con sintetizadores y cajas de ritmos, usualmente podemos reconocer cada instrumento al escucharlo. No es necesario ser un experto en música para reconocer una guitarra, una batería, una caja de ritmos, un sintetizador o hasta una sección de cuerdas, pero con éste artista Austriaco todo cambia.

Si investigamos un poco sobre su proceso podemos ver que él construye sus atmósferas a partir de guitarra eléctrica y códigos de software libre, la pregunta es: ¿Cómo?. 

Escuchar “Agora” es un ejercicio de desapego a las imágenes y relaciones que hacemos con la práctica de escuchar música. Las frecuencias que llegan a nuestros oídos vienen de un lugar que va más allá de un sistema diacrónico de escalas, ritmos y métrica, es un rango casi infinito de sonidos. La única manera que podríamos tomar para entender estos sonidos en un espectro sería un rango de ruido-tono. 

En track como “Rainfall” podemos escuchar una bella yuxtaposición de guitarras severamente distorsionadas con guitarras acústicas. Desde un cuerpo abstracto de ruido hasta el sonido de los dedos deslizándose sobre las cuerdas de metal.

En el ultimo track se puede evidenciar como fennesz es parte de dos generaciones: la rockera distorsionada y la electrónica. Queda muy claro como el artista Austriaco no ha abandonado sus raíces como guitarrista de bandas de rock experimental, sólo ha fusionado estos aprendizajes bajo procesos digitales de código para alterar el sonido. 

La pieza es ambiental y de un toque sumamente melancólico, pero hay ciertas texturas de ruido blanco que aparecen como un rayo de luz y esperanza ante las atmósferas aturdidas. 

Con éste disco, Fennesz sigue conservando su lugar como una de las mentes más brillantes y sensibles del ambient y la música electrónica. Desmintiendo la concepción de la “Música de computadora” como una rama dedicada estrictamente a la pista de baile y los beats.

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO