En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Festival Bravo 2020: un recuento

El pasado sábado 14 de marzo se vivió un festival como pocos, cerca de la naturaleza y en compañía de amigos, y familia.

El festival Bravo abrió sus puertas con actividades para chicos y grandes, como un taller de percusión para niños, y un puesto de manualidades.

El escenario ‘Vivir es Increíble’ amenizaba las primeras horas de la fiesta con la música de las Brolorizo, así sumergiéndonos en una fresca combinación de electrónica con riffs de funk en la guitarra.

Nada mejor para disfrutar de la fiesta que la fina selección gastronómica que el festival ofreció, como pizzas de Cancino, o hamburguesas de Butcher and Sons.

Y para adentrarnos en el baile, el productor de New Jersey, Flamingosis nos llevó de la mano por la música más groovy. Y si de groove se trata, los australianos de Mildlife nos tomaron por sorpresa con su impactante mezcla entre música electrónica y el rock progresivo. Sin duda uno de los actos más memorables del festival.

Las vibras en el bosque se elevaron con actos como el del brasileño Naza, quien inundó la fiesta con mantras que emanaban del ‘Jardin Secreto’.

La fiesta se llevó en paz y felicidad sin ningún altercado a causa de la actual pandemia. Los mexicanos The Menzia incluso hacen mención de cómo ellos traían un nuevo virus: “THMT-666, sus síntomas incluyen zapateo themenzial, mandibuleo y una risa incontrolable”… ¿Muy pronto? Quién sabe, pero eso sí, el zapateo sucedió durante su set en el jardín.

Y para terminar la gran fiesta en el bosque, el alemán Barnt nos puso a bailar en una experiencia musical completamente inmersiva a la par de la mexicana Soni Cerón quien lo dió todo en un último show que todos los artistas del festival y del mundo estarían dando en buen rato.

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO