En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Ignacio del Pórtico: la mezcla de ser romántico y ser un necio

Por Charly Arreguin

Fotografía de Ignacio del Pórtico tomada de su cuenta de Facebook Ignacio del Pórtico. Fotógrafa: Dafna Szleifer

Cuando creemos que somos lo suficientemente románticos con nuestras parejas, llega alguien a demostrarnos que regalar un chocolate o una flor es cosa del pasado. En la búsqueda por mi siguiente necio me encontré con Ignacio del Pórtico, un chico de Argentina de 24 años. Pórtico hace música alternativa e independiente, grabada toda por el mismo, obviamente, desde su cuarto. El sonido de sus producciones me recuerda mucho a proyectos como el de Mac DeMarco o Boy Pablo, bases que se sienten como almohadas acolchonadas y melodías que te abrazan en cualquier situación.  

Ignacio comenzó su carrera en 2015 con su álbum Regalos del Sosiego y fue en 2018 cuando sacó bbeinte, un disco grabado y producido enteramente por Ignacio, el cual tenía como objetivo ser el regalo de cumpleaños para su novia. Este álbum lo grabo en menos de 24 horas, le urgía terminarlo para entregárselo cuando se reunieran a celebrar. Sin dormir y sin comer, así es como nos demuestra Ignacio que el amor también puede sacar nuestro lado más necio con tal de sorprender y emocionar a la persona que más queremos. En 2019 repitió la formula y sacó XXI, otro álbum hecho como regalo para su novia. 

Portada oficial del álbum bbeinte

Actualmente cambió su nombre con el que publica su material y ahora solo es Ignacio Acevedo, al parecer estos cambios son debido a que su material ya no suena igual y quiere explorar por otros caminos. Días antes de que comenzara la pandemia, sacó un sencillo titulado Centro Común, en este experimenta con el synthpop e interactúa con sintetizadores y sonidos que no había usado antes. 

En estos tiempos tan difíciles, necesitamos que las cosas buenas sean las que resalten y sean las que nos mantengan de pie. No hay que perder la oportunidad para demostrarles a las personas cuanto las queremos, ya sea con un abrazo o escribiéndoles un disco. No importa con cual proyecto sea, pero esperamos que Ignacio siga regalándonos más de su música, aunque sea dirigida para una persona en particular, siempre habrá forma de hacerla nuestra. 

Advertisement