En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Jardinería casera – AGUA, lo más básico en el mundo de las plantas explicado paso a paso (fotos y video 💚)

No creemos que la cuarentena debe de ser necesariamente productiva (hay que aburrirse y reconciliarse con el tiempo). Pero estos talleres están buenos, los recomendamos mucho.

Cortesia: https://local.mx/
Autor: REDACCIÓN LOCAL.MX 
Fecha: 31 MARZO, 2020


Las cosas vivas dentro de nuestra casa han cobrado verdadera vida: es decir, ahora las vemos vivir. El ejemplo más evidente es el de las plantas. Vemos con más cuidado su crecimiento, las plagas u hongos que les salen… Hasta vemos su “estado de animo” cuando antes no teníamos tiempo de hacerlo. Su felicidad se ha convertido en parte de la nuestra. Por eso hicimos “Jardinería Casera” y fuimos a casa de Juliana de Lasse, de Salmiana, uno de los proyectos más generosos de la ciudad en cuanto a plantas y sus cuidados.

Juliana sabe todo de plantas. Chiquitas y grandes, raras y comunes. Y sabe también todo de macetas: ella misma diseña y hace macetas que te hacen querer cuidar las plantas hasta las últimas consecuencias. En otras palabras, no hay mejor experta en jardinería casera que ella.

Lo más importante, aunque parezca muy básico, es el agua. No todos sabemos “leer” las reacciones de las plantas y cuándo y cómo regarlas.

Estos son los tips de Juliana para cuidar plantas en tu espacio:

CUÁNDO REGARLAS:

Regarlas por la mañana cuando aún no sale el sol para que el agua no se evapore. Como segunda opción, por la tarde, pero hay que procurar nunca hacerlo a pleno sol.

CUÁNTO REGARLAS:

La cantidad depende del tamaño de la maceta y del tipo de planta. Es importante que por lo menos el agua llegue 10 cm debajo de la tierra para que entre a las raíces.  Es preferible regar profundamente y con menor frecuencia, que regar poco frecuentemente, ya que es importante permitir que las raíces y el sustrato de las plantas sequen antes de volver a regar.

CADA CUÁNTO REGARLAS:

La cantidad y frecuencia depende de cada planta, del lugar donde están situadas y del sustrato.

Tener un sustrato adecuado es muy importante porque es necesario que las raíces se mantengan oxigenadas y la tierra no se compacte, además de que debe permitir la circulación y drenaje del agua.

Es probable que tengas  que regar con mayor frecuencia en los espacios exteriores y con sol, así como con macetas más pequeñas porque tienen menor cantidad de sustrato para contener el agua.

LA PRUEBA DEL DEDO:

En jardinería casera, “La prueba del dedo” es la mejor manera de saber si la planta necesito o no agua. Si introduces el dedo y esta seco, hay que regar. Si está húmedo, hay que esperar a que seque.

Solo algunas plantas, como la mayoría de los helechos y las plantas carnívoras, necesitan mantenerse húmedas constantemente. Una manera de saber si a tu planta le falta agua es si ves que pierde fuerza, las hojas se desvanecen, o se empiezan a secar por completo. Si estás regando de más, por lo general la hoja se pone amarilla con las esquinas cafés.

CÓMO REGARLAS:

A menos que sean helechos o plantas que requieran mucha humedad ambiental, hay que procurar no mojar las hojas porque esto ayuda a la propagación de hongos y plagas, además se hace un efecto lupa que puede llegar a quemar la hoja con el sol. Por otro lado, es recomendable regar lentamente para asegurar que se absorba bien la humedad y no se dirija directo al drenaje de la maceta.

ORQUIDEAS

Hay que perderle el miedo a las orquídeas en la jardinería casera porque son plantas bastante fáciles de cuidar y de bajo mantenimiento. La especie que mejor se adapta a espacios interiores es la Phalaenopsis. Para mantener viva y sana tu orquídea es importante lo siguiente:

  • SUSTRATO. Este tipo de orquídeas son epífitas y crecen en las cortezas de los árboles; por eso su sustrato nunca debe ser tierra. Lo recomendable es plantarla en corteza de buen tamaño y muchos recomiendan añadirle piedras de tepojal y carbón.
  • RIEGO: Regar hasta que seque por completo el sustrato. Una buena manera de hacerlo es sumergiendo el contenedor en una cubeta llena de agua y dejarla unos minutos para que el sustrato se humedezca bien. Como hay muchos espacios entre las cortezas, suele drenar muy rápido el agua.
  • CONTENEDOR. El drenaje es lo más importante, ya que una de las muertes más comunes de estas plantas es por exceso de humedad en las raíces. Se recomiendan mucho los contendores transparentes ya que le llega luz a las raíces y podemos ver si el sustrato sigue seco o mojado.
  • LUZ. Las orquídeas son plantas que les gusta mucho la luz, aunque no el sol directo. Se recomienda colocarla cerca de una ventana.
  • TRANSPLANTE. Dado que la corteza se va compactando, se va reduciendo la oxigenación en las raíces, por lo mismo es recomendable cambiarla de sustrato aproximadamente cada dos años.
  • FERTLIZACIÓN. Como cualquier planta, la composta es de los mejores fertilizantes para plantas ya que además de ser orgánico provee de microorganismos que ayudan en el crecimiento y nutrición de la planta.  En este caso se recomendaría te de composta para hacerlo de manera foliar.
  • PODA. Siempre está la duda de si quitarle o no el tallo una vez que ya dio la flor y la respuesta es que sí. Es recomendable quitarle las partes secas para incentivar el crecimiento de nuevas hojas y flores. También se recomienda de vez en cuando cortar las raíces muertas.

Puedes ver todas las plantas de Salmiana aquí.

Compartir en:
Advertisement