En vivo

AL fm

Música continua

AL música

LITURGY – H.A.Q.Q

Por: Andrés Lupone

La historia de Liturgy es una de esas que no vemos muy seguido. Es una banda polarizadora para dedicados de su género. Empezaron en el 2009 como una banda de black metal, siguiendo las tradiciones de artistas Noruegos como Burzum y Darkthrone. Pero Hunter Hunt-Hendrix y sus secuaces buscaban algo más que los blast beats, los gritos y las guitarras aceleradas (o “tremolo picking”). 

Fun en 2013 cuando en pleno siglo XXI Hunter Hunt-Hendrix se atrevió a publicar un manifesto recapitulando todas sus ambiciones, reflexiones e ideologías bajo el título de una nueva vanguardia auto gestionada como “Trascendental Black Metal”. Sí, puede sonar muy pretencioso un manifesto que tenga esas tres palabras, pero Liturgy se toma muy en serio cada palabra que escriben en sus reflexiones y como las llevan a la práctica. 

H.A.Q.Q es el disco que suma todos los experimentos que la banda hizo en esta década durante tres discos. Sin dejar de lado sus raíces de black metal experimentaron con sensaciones de grandeza al usar escalas inusuales dentro del género métricas complejas (Aesthetica) y manipulaciones digitales con MIDI (The Ark Work). Éste trabajo toma lo aprendido de ambos experimentos y los vuelve a probar con un enfoque aun más ambicioso. 

El título representa la forma marxista y psicoanalítica que tiene Hendrix de ver a dios. Sus iniciales representan “Haelegen above Quality and Quantity” (Haelegen sobre calidad y cantidad). En sus reflexiones y breves ensayos en línea nos explica la búsqueda que tiene de llegar a una unión de todas las entidades y deidades de le divino a través de la visión de muchas culturas. 

Desde los primeros segundos de “HAJJ” (el track que abre el disco), compuestos de un sutil glitch que termina en una odisea balanceada entre el black metal, campanas, arreglos de cuerdas y hasta arpas. 

El disco tiene una curiosa estructura simétrica en el track listing, con interludios de piano con manipulación digital en tracks como EXACO I, II y III, cada uno consistiendo de sólo un instrumento de percusión temperada.

En tracks como “VIRGINITY”, Hunter Hunt-Hendrix se pone en la posición más vulnerable que ha demostrado en su carrera al hablar de problemas de salud mental y sexualidad. 

Es en momentos como “PASAQALIA” que Liturgy se luce como una de las bandas más creativas y frescas dentro de su género. Mientras la canción explota en un beat lento y pesado ocurre una yuxtaposición con un pulso de metalofonos que a pesar de acompañar una sección distorsionada, se alcanzan a apreciar en una mezcla perfecta que no deja todas las capas acústicas atrás. No es la primera vez que un grupo de metal juega con arreglos de orquesta en sus canciones, pero la manera en la que estos elementos conviven entre sí es única y original. 

Otro ejemplo de estas yuxtaposiciones está en “GOD OF LOVE”. Mientras la canción es la que más se acerca a una forma tradicional del género, sorpresivamente se pueden escuchar arreglos de arpa detrás de los blast beats y el tremolo picking.

Por el minuto 4:40 Hunter Hunt-Hendrix nos sorprende con un pasaje que juega con el desfase rítmico al estilo de compositores minimalistas como Terry Riley. 

H.A.Q.Q es un disco que pasa por muchos géneros y mezcla elementos poco usuales para crear algo único. En vez de romper secciones con una frase o silencio, usa el glitch como herramienta frecuente para acentuar ciertas secciones y utiliza instrumentos acústicos para dar más capas en lugar de crear una capa masiva de sonido. 

Recomiendo mucho este disco a fanáticos de bandas como Deafheaven y Alcest, a aquellos que prefieren la innovación y la evolución de ciertos géneros en lugar de el purismo y el afán de que todo suene a las raíces de hace 30 años. 

Compartir en:

CONTENIDO RELACIONADO