Aire Libre en vivo

Aire Libre en vivo

Música continua

Música continua

Lo nuevo se disuelve al interior del Alicia.

Fotos y texto por: Daniela Arana

En esta ocasión, uno de los recintos más emblemáticos en la escena independiente de la Ciudad de México, el Multiforo Cultural Alicia, nos acogió en la fría noche del viernes 26 de noviembre. En medio de sus clásicos grafitis y decoración under, nos brindó de nuevo un espacio seguro para disfrutar de la nueva oleada de música emergente.

Sumergides en la incertidumbre, se vibraba una noche de morbo musical, pues varios de los actos mantenían su trabajo fuera de las plataformas digitales. Eso nunca fue un impedimento para asistir y disfrutar del deleite de la música en vivo.

Comenzamos con un dueto inigualable, quienes nos proyectaron la moralidad de su arte, dándole un uso perfecto en un medio imperfecto, creando un acto de apreciación total. Su combinación de performance de danza y poesía por parte de Aleta y la música emotiva con algo de psicodelia generada con sintetizadores y una guitarra, fue peculiaridad del set de Auklerg.

Se apagan las luces, la gente sale. ¿Un cigarro, una chela? mmm ¿Porqué no? ¿Quién sigue? Era el ritual que se repetía entre acto y acto.

Continuamos con Monotonía, quienes regresaron a tierras chilangas directo desde Veracruz para transmitirnos ese sentir de levitación que solo elles logran con su mezcla única de elementos, con voces un tanto melancólicas y melodías distorsionadas, creando siempre ritmos hipnóticos.

Una vez más nos regalaron un buen momento para deleitarnos con su shoegaze moderno, perfecto para la noche.

Retomamos la intriga e incertidumbre en el punto donde Demencia Infantil sube al escenario. Muchos, sin conocerles, íbamos para ver su propuesta pero realmente nadie sabía qué esperar, lo cual lo hizo más impresionante. Tuvieron la facilidad de crear una atmósfera tan emocionante y genuinamente bizarra como su nombre.

Sin conocerles nos cautivaron al instante con su estilo audaz, provocador y enérgico, con ritmos que se rigen bajo la línea del punk, logrando introducirnos a su mundo de locura y emociones descontroladas; claro que el slam en ese momento fue inevitable para todes.

Llega Coqueta, atrayéndonos con sus voces emotivas y susurradas que te dan esa oportunidad de poder adjudicarte su mística lírica mientras se acompaña de teclados disonantes y una explosiva guitarra, dándonos la sensación de estar en un lugar clandestino de los años 80’s con sus múltiples oscuros sintetizadores.

Torso Corso se encargó de cerrar las presentaciones de esa noche con su post punk experimental, jazz y algo de rock progresivo con tintes de orquesta. El ensamble punk conformado por un bajo, piano y guitarra eléctrica, con la adición de un par de saxofones nos dió a probar de su licuado de múltiples estilos y técnicas. Al pasar por su intensidad contenida del poliestilismo, desde su esencia natural, nos explotaron la cabeza.

Quedamos embelesadxs con este mundo de performances y ambigüedad musical. Estamos segures que en el 2022 estas bandas nos darán mucho de qué hablar.

Advertisement