En vivo

AL fm

Música continua

AL música

Testimonio de ternura: MAN ON MAN de MAN ON MAN

MAN ON MAN es un recordatorio de que incluso en los momentos donde nos sentimos más perdidos es posible encontrar ternura y cariño, y de la fuerza creadora de estas emociones. Sentir para después crear, amar para después compartirlo con el mundo. Claro, todo filtrado a través de la distorsión.

por Santiago Gómez Sánchez

Fotografía de MAN ON MAN tomada de Bandcamp

Meteorólogos musicales predicen un incremento de álbumes sobre la pandemia en los próximos años, pero cada uno será su propio mundo, su propia visión de este momento tan raro que nos tocó vivir. Uno de estos caleidoscopios es MAN ON MAN, la banda lovechild de Joey Holman y Roddy Bottum —de Faith no More—, que nació como un pequeño proyecto que la pareja se propuso para pasar la cuarentena. Pero lo que comenzó en una pequeña escala de cuatro paredes, algunos instrumentos y un solo micrófono para grabar, ahora es un álbum —llamado, también, MAN ON MAN— que lanzó en mayo el sello de Polyvinyl y cuenta con artistas como Alvvays y Xiu Xiu. El recorrido por el álbum se escucha como un diario sonoro de la relación de Joey y Roddy, la forma en la que vivieron el encierro pandémico y su experiencia como pareja y hombres gay.

Bottum, en una entrevista con Rolling Stone, explica que el proyecto busca resaltar la importancia de la creatividad y la comunidad. Esto en el álbum se ve en la forma en que Holman y Bottum tradujeron su amor, tanto el que sienten el uno por el otro como el que sienten ambos por y en la comunidad queer, hacía 11 canciones brillantes y abrasivas. La canción con la que abre el álbum, “Stohner”, son seis minutos de guitarrazos ruidosos color anochecer que envuelven a unas letras, que resuenan en su sencillez y en su ternura, como lo son “It feels so right / With you by my side”. La mayoría de las canciones construyen esta atmosfera ensoñadora, con sus baterías simples, guitarras fuzzeadas y sonidos —como los teclados— que flotan alrededor de todo este ruido como nubes. Es difícil no perdernos en estos paisajes que son las rolas de MAN ON MAN. “It’s So Fun (To Be Gay)” suena como el himno de una tarde que pasa airosa, un manifiesto de la ligereza que conlleva amarse a uno mismo. Las letras de esta consisten, en su mayoría, de la repetición de un mantra dulce: “Come along, it’s okay / It’s so fun to be gay”. 

Pero el álbum también es, como lo dijo Bottum en la en la entrevista ya mencionada, un documento del momento tan extraño por el que está pasando el mundo, pero esto desde la sensibilidad de la pareja, y por eso hasta las reflexiones de la pandemia están permeadas de la unión y la creatividad que experimentaron durante el encierro: “Don’t know what day it is / There’s still no shaking this / The gist of what I’m saying is / This heaviness will lift”. La pandemia vista desde el lente de MAN ON MAN es una oportunidad para crear y crecer en comunidad. 

La importancia de este álbum no se queda solo en esta otra visión de la pandemia que nos presenta, sino también de la discusión que se está generando en torno a él. En febrero se publicó una nota sobre el proyecto en Blabbermouth que desató en redes una ola de comentarios homofóbicos que dejaban ver el rechazo hacia la comunidad queer que existe dentro del rock/metal pero del que poco se habla. En una entrevista con Kerrang, Holman enfatizó en la importancia de tener más voces gay en el rock y el metal que hablen abiertamente de esto para crear un espacio más seguro e incluyente. 

Aunque MAN ON MAN suene al verano, a manejar en una noche calurosa con las ventanas abajo, pienso que puede ser una gran banda sonora también para estos meses fríos que se avecinan, donde las noches son más largas. Este álbum es un recordatorio de que incluso en los momentos donde nos sentimos más perdidos es posible encontrar ternura y cariño, y de la fuerza creadora de estas emociones. Sentir para después crear, amar para después compartirlo con el mundo, filtrado todo a través de distorsión, claro. 

Advertisement